Islas Canarias-España

Islas Canarias-España
La Vega de San Mateo-Gran Canaria
Google

CUANDO LA CEGUERA ES PRONUNCIADA, LA OPULENCIA ES DESMESURADA.-



Por: Jesús Padilla


CUANDO LA CEGUERA ES PRONUNCIADA, LA OPULENCIA ES DESMESURADA
Hace tiempo alguien, lector de esta página, me hizo llegar a través del correo electrónico una noticia que sinceramente me sorprendió muchísimo, aunque también he de reconocer sorpresa hasta cierto punto pues como todos saben del amor al odio solo hay un paso y cuando se inició la idílica unión deportiva-política que pretendía instalarse en este municipio, fue cuando me di cuenta que tanto amor y cariño acabaría con un doloroso divorcio.
La noticia era de que el club de lucha Tinamar abandonaba La Vega de San Mateo por desavenencias con el actual grupo de gobierno de AVESAN que, como todos saben, encabeza el ínclito y petulante alcalde Don Antonio Ortega.
Titulares para todos los gustos en los que tanto directivos del Tinamar como el Concejal de Deportes Alexis Ramos se tiran los tratos a la cabeza y se echan las culpas unos a otros. El caso es que en medio de todo esto está, como siempre, los intereses generales y los vegueros y vegueras que escuchan y ven, atónitos, otro espectáculo bochornoso de quienes jamás, desde que entraron a gobernar el municipio, han sabido llevar las riendas de un Ayuntamiento que se cae, virtualmente, a pedazos, que navega sin gobierno y sin cabeza gobernante, porque las que están, Alcalde, Teniente Alcalde, y algún que otro concejal, con apariencia de "visir", se creen intocables, invistiéndose, todos, de unos conocimientos que no tienen poniendo en peligro no solo la reputación del municipio sino además la estabilidad del mismo. Pero claro, de un gobierno que gana unas elecciones municipales después de engañar a toda la ciudadanía, no se puede esperar otra cosa. Lo que está sucediendo tenía que suceder.
En el caso del Club de Lucha Tinamar también. La torpeza, unida a otros factores como la prepotencia, el amiguismo, la mentira, el compadreo, el choteo y todo lo que le quieran poner conduce siempre al fracaso más estrepitoso y lo peor a unas víctimas colaterales de quienes solo ven en las instituciones públicas un negocio para sus bolsillos y una manera de paliar sus necesidades financieras. Eso en determinados casos tiene un nombre, CORRUPCCIÓN. ...
                                                                                          Leer más ... +
VEGUEROS S.M.