Islas Canarias-España

Islas Canarias-España
La Vega de San Mateo-Gran Canaria
Google

TITANES CONTRA EL FUEGO.-


TITANES CONTRA EL FUEGO




Por: Jesús Padilla
Jamás se ha visto lucha tan desigual como la que suele mantener el hombre contra los elementos hostiles de la naturaleza. La lluvia, la nieve, el granizo, el viento, las tormentas y los huracanes, los ciclones y los tornados, todos se suman, estación tras estación, a ese rosario de elementos meteorológicos potencialmente peligrosos para el hombre.
Pero no deja lugar a dudas, en la actual sociedad, que el principal enemigo de la flora y la fauna terrestre no son los depredadores naturales de las especies que cohabitan con el ser humano en los ya reducidos espacios naturales. El principal enemigo de toda esta diversidad animal es el hombre, que extiende su mano negra en la vida vegetal y animal e incluso en los espacios que no tienen vida, pero la cobija; las montañas, los ríos, los barrancos, los picos más altos, las simas de las profundidades, los volcanes, e incluso al universo estelar llega su vorágine destructiva.
¿Cómo puede ser esto? dirán mis lectores ¿Cómo puede el hombre, que vive de lo que le da la naturaleza, ser tan destructivo?
¡¡Imposible, usted desvaría!!
Pues no, no desvarío, a saber:

El Bucardo desapareció en el año 2001
El olivo de Santa Elena desapareció en el año 2003
El guacamayo Espix desapareció en el año 2004
El po'ouli desaparecido en el año 2004
El cuervo hawaiano desaparecido en el año 2004
La rana de Monteverde desaparecida en el año 2004
El Kama‘o desaparecido en el año 2004
El rinoceronte negro del oeste africano desaparecido en el año 2006
El delfín de Bajini desaparecido en el año 2006
La foca monje del Caribe desaparecida en el año 2008
La paloma de Liverpool desaparecida en el año 2008
El zampullín del Aloatra desaparecido en el año 2010
El puma del este desaparecido en el año 2011
La nutria de río japonesa desaparecida en el año 2012
El Solitario George desaparecida en el año 2012
El lagarto gigante de Cabo Verde desaparecido en el año 2013
La pantera nebulosa de Formosa desaparecida en el año 2013

Si a estas especies unimos las que han desparecido en siglos anteriores, y las que pueden desaparecer en lo que resta de siglo, y a este ritmo, podemos avanzar que cuando se acaben todas el hombre se enfrentará al hombre y será el fin de los débiles y el dominio de los fuertes. De ciencia ficción.
Pero no quiero alejarme de la finalidad de este artículo de opinión y dejaré este tema para otra ocasión.
En la isla de Gran Canaria hemos vivido unos episodios de destrucción natural sin precedentes de los que hemos de sacar una lección que jamás debemos olvidar, porque esta vez la suerte fue una aliada ante la adversidad y no hubo que lamentar daños personales pese a los cuantiosos daños materiales.
La pérdida de masa forestal, y de muchos animales que la habitaban son, desgraciadamente, la lista negra de víctimas colaterales. El pinzón azul, el mosquitero canario, la lechuza, el cuervo canario, los murciélagos, la abeja canaria, los capirotes, el lagarto gigante de Gran Canaria etc.,  así hasta un número de especies indeterminadas hasta ahora, pueden ser esas víctimas colaterales. Una desgracia natural sin parangón que pudo haber tenido un final muchísimo más trágico, con pérdidas humanas, y un desastre ecológico en la vida animal y vegetal. Habrá que ver, cuando los investigadores realicen su trabajo de campo, duro y concienzudo, que especies han sobrevivido al desastre. Estaremos muy atentos.
Ahora después de la tempestad y casi en la calma toca reflexionar y decir en voz alta ¡¡Basta ya!!
Esegundo episodio que me llena de satisfacción ha sido la actuación de los estamentos oficiales ante la tragedia. Todos han estado a la altura de las circunstancias. Cada uno en su puesto y cada puesto al servicio de todos.
Atrás quedaron las diferencias partidistas y todos se centraron en lo principal, combatir el fuego de ese infierno que asoló media isla de Gran Canaria.
No puedo compartir, y aquí hago un inciso, ciertas críticas hechas en redes sociales sobre la actuación de Antonio Morales fomentadas por detractores que en momentos tan difíciles para nuestra isla se dedicaron a lanzar todo tipo de improperios contra él con un último y ruin fin, atacar en lo personal y en lo político.
Una oportunidad, fue lo que vieron esos oponentes con la única y mezquina intención de desbancarlo, para "volver a sentarse" en el puesto que tuvo que dejar el atacante político por su incompetencia que pagó en las urnas.
Ahora intentan demonizar a quien solo se ha limitado a cumplir con su obligación hasta donde la ley le permitió. Siguiendo escrupulosamente los protocolos establecido como han hecho todos, y también cada uno de esos que ahora le atacan. ¿O nos remontamos a incendios anteriores donde la desidia fue tanta que se dejaron los fuegos a la mano de Dios y en el que Morales ni estaba ni aún se le esperaba? A la vista queda.
A mi modo de entender, salvo errores puntuales que se suelen cometer cuando todo se desborda, fue en todo momento un ejemplo de "saber estar". Cumplió con su responsabilidad hasta donde la ley le limitó, echándose a un lado y dejando pasar al que, por esa misma ley, le correspondía sin invadir sus competencias. Eso por valoración es una muestra de altura política, de sensatez y profesionalidad que dice mucho, y a favor, de su excelente catadura moral y política.
Ni fue rey, ni fue vasallo, se comportó como Presidente del Cabildo de Gran Canaria.
Esos "otros", sus detractores políticos, no le llegaron ni a la altura del zapato porque querían ser cabildicios y fueron cabilderos, presidentes, y no llegaron a Ministros y hasta rey, sin ser príncipes, comportándose como vasallos. Ridiculo.
Algunos conocidos en estos lares y otros conocidos en tierras de lores ingleses, no precisamente por sus virtudes de honradez, algo que a Morales le sobra. Habría que ver que harían en situación similar. Probablemente lo que han hecho siempre, nada, porque lo de estos "politiquillos" son la sin hueso y salir en la foto pero no el asumir responsabilidades. Esta se ejerce con y sin cargo, sobre todo cuando no se ejerce cargo. Estos irresponsables, sin cargo y con cargo, tenían que haber apoyado sin fisuras en momentos tan difíciles y no complicar más las cosas.
Bod Dylan, en una frase que se le atribuye, dijo en cierta ocasión que un héroe es alguien que entiende la responsabilidad que viene con su libertad.  A la vista de la frase queda bien claro que quienes no toman responsabilidades no pueden dar libertades y ser ejemplo de ellas.
Este ha sido un fuego arrasador, jamás visto en estas tierras, que fue combatido con eficiencia, con determinación, sin escatimar esfuerzos ya que no solo se unían el fuego y el calor sino un avance rápido hacia zonas pobladas lo que lo hacía doblemente peligroso.
Los vientos alisios, esos que refrescan el ambiente cuando hace mucho calor, esta vez también se unieron a la fuerza destructora del fuego aumentado en la noche el nivel de la humedad proporcionando oxígeno al ahogado fuego y con la fuerza de sus vientos levantar llamas inmensas desbaratando el trabajo hecho el día anterior por todos los que luchaban con esa "bestia" que quería destruir Gran Canaria.
Una lucha de Titanes, una mitología puesta en escena entre la naturaleza y el hombre, que gracias a Dios se decantó por el lado de éste.
Pero de estos Titanes mitológicos hay que agradecer, y reconocer ampliamente las labores de todos, pilotos y tripulaciones de helicópteros e hidroaviones, militares de la UME, Bomberos del Consorcio, del Cabildo Insular y de los diferentes municipios, forestales, personal de carreteras, protección civil, sanitarios y médico y personal de ambulancias, alcaldes y concejales, empresarios, gente del deporte, y sobre todo esa gran solidaridad que ejerce el pueblo grancanario y Canarias con una provincia, la de Tenerife, volcada en la ayuda al igual que la oferta de países y gobiernos cercanos de la Macaronesia.
Cuando hay que arrimar el hombro, sin desentonar ni eludir sus responsabilidades, se arrima y punto. Lo que no cae de recibo es lo que han hecho otros antes y después del fuego. No merecen ni aprecio ni desprecio pero si recordarlos para cuando tengamos que votar.
Ni que decir de las personas que se vaciaron buscando soluciones, tomando decisiones importantes acorde con su cargo, destaco al Presidente del Cabildo, al Presidente del Gobierno de Canarias que dejó bien claro su alta capacidad de gestión y compromiso con esta tierra, al ministros de Defensa y Agricultura que estuvieron a la altura de las circunstancias y desde la lejanía proporcionaron los medios suficientes para aumentar los que ya había para combatir el fuego. Y como no a Federico Grillo, "Titán de titanes", que con su sabiduría, fortaleza y calma infinita supo generar esperanza en la terrible tempestad de fuego.
Tampoco puedo dejarme atrás a esos ciudadanos que durante días prepararon cortafuegos para poner a salvo no solo sus casas sino la de sus vecinos en un alarde de sacrificio, solidaridad, valentía y compromiso. Vecinos como los de Barranquillo de Andrés en Mogán que tomaron una iniciativa, no solo acertada, sino además necesaria como la de hacer un enorme cortafuegos que impidiera el paso de las llamas que amenazaban su municipio, caso de que este accediera por la Reserva Natural Inagua, algo que afortunadamente no ocurrió.
O de aquellos que ofrecieron sus casas como albergue de acogida a los numerosos afectados en una evacuación sin precedentes de miles de personas. O sus terrenos, para esos animales que desorientados, o sin cobijo, lo encontraron en estos altruistas ciudadanos que proporcionaron alimentos y abrigo ante tanta desazón
Todo un ejemplo de colaboración que ha dado la vuelta al mundo y del que se han hecho eco en medio planeta.
"Canarias la tierra solidaria que lucha contra el fuego" he podido leer en más de un medio internacional y que nos da una idea de la repercusión que ha tenido este devastador incendio que jamás olvidaremos.
Esa bestia de fuego que casi arrasa Gran Canaria, como bien lo definió Ángel Víctor Torres, otro político que ha demostrado ser todo un ejemplo de lealtad institucional y pública.
Ha sido esta catástrofe una lucha de Titanes contra el fuego que ha dado como ganador al hombre.
Me gustaría que todos aprendiéramos la lección y consigamos en un esfuerzo "titánico" un mundo mejor, más verde, más solidario, más armonioso.
Esa será la otra lucha de Titanes que debemos ganar, es la gran deuda que tenemos con aquellos que serán nuestro relevo en el Planeta, dejarles un mundo mejor, un Planeta limpio y verde un futuro lleno de esperanza.
Obra de Titanes, Titanes para salvar el mundo.
VEGUEROS S.M.