Islas Canarias-España

Islas Canarias-España
La Vega de San Mateo-Gran Canaria
Google

"LA ÚLTIMA PROMESA"

 "LA ÚLTIMA PROMESA"
Sumergido en el océano de las letras Luis Perez Aguado, siguiendo la luz del faro que alumbra sus ideas, llega a buen puerto con una obra literaria que aborda, con la bonanza que le caracteriza y su inigualable pluma, a todos los lectores. Canarias se puede sentir afortunada de tener entre los hombres de su cultura la figura de quien, teniendo un pleno conocimiento de sus ancestros, utiliza su sapiencia para hacernos llegar historias y relatos que te transportan a esos momentos increíbles que vivieron sus personajes. Es la simbiosis perfecta entre el conocimiento, el autor y su obra, y el lector. Nuevamente Luis Perez Aguado consigue ese enlace perfecto entre la obra y sus personajes y los afortunados que saben apreciar la buena lectura. Ve la luz "La última promesa".
En "La última promesa"se entrecruzan dos historias paralelas que sirven de excusa al autor para adentrarse en un mundo de belleza apasionante. Por un lado, las simpáticas desventuras de un grupo de jóvenes adolescentes, con unas profundas ganas de vivir, que en un peculiar recorrido por su isla, son capaces de superar, gracias a su intensa amistad, los miedos, las dificultades y construir su propio horizonte, a pesar de la intranquilidad que comienza a sentirse en la isla por culpa de aquellos seres que venían del exterior y cuyas creencias estaban ligadas a la sangre, a la crueldad y a la violencia.
El mar y el profundo amor a la isla es la que une también a Zaza, que vivió con intensidad los colores de la naturaleza en los profundos ojos oscuros de Timosaria.
La exquisita descripción del paisaje hace que el lector viva con los protagonistas las sobrecogedoras bellezas de la tierra, una tierra salvaje, en ocasiones; inmensa, en otras; auténtica, siempre, pero, en tal caso, donde el alma se siente libre y uno se encuentra a sí mismo.
Luis Pérez Aguado, siguiendo su gran conocimiento de la historia de Canarias, inserta en la obra las más bellas leyendas del pueblo aborigen.
Su amplía, dilatada y brillante carrera como escritor le catapultan como uno de los escritores más brillantes en la actualidad en Canarias.
Luis Pérez Aguado, sigue siendo el incansable investigador y escritor, Primer Premio Nacional al mejor guión de radio, por su innovación pedagógica, entonces trabajaba en Radio Nacional de España (1980-1992) al frente del programa La Brújula y el creador de varias revistas juveniles que le supusieron dos premios consecutivos (1985 y 1986) de la Asociación de Prensa Juvenil, así como premios de la Dirección General de Tráfico (1987 y 1989) por periódicos escolares dedicados a la seguridad vial.
Luis Pérez Aguado atesora múltiples reconocimientos a lo largo de toda Canarias. Destacan entre sus obras: Los aborígenes canarios, con prólogo de Juan Rodríguez Doreste (1978); La Conquista de Canarias 1, con prólogo de Joaquín Blanco (1978); La Conquista de Canarias 2, con prólogo de Alfonso de Armas Ayala (1979); Infortunios en las Afortunadas 1 y 2, ambas con prólogos de Antonio Rumeu de Armas (1980); La arquitectura gótica en Canarias (1983, 2007 -Anroart Ediciones-); El cultivo de la caña de azúcar en el desarrollo de la ciudad de Telde (1982-2001); Entre la Historia y la leyenda (1984); Villa de Ingenio. Artesana y laboriosa (1984); San Bartolomé de Tirajana. Desierto y edén (1989), Timosaria (2006), Zarapito. Crónicas de Canarias (2007), Tararí que te vi (2010), Cuenta la leyenda (2015) y El Ojo Ajeno. (2015).
Leer un libro de Luis Perez Aguado, introducirse en su obra, es perderse en el espacio infinito, es como bucear en las profundidades del mar, entre un rico vocabulario, como si fuera un fondo de hermosos corales, que te hará sentir y palpar el calor inequívoco del autor en el que aflora su amor, casi platónico, a las letras conjugando a la perfección todos sus verbos y adverbios, que logran enganchar al lector al que mantiene preso hasta el epílogo final. Es como encontrar un gran oasis en medio del desierto. No dan ganas irse de él.
VEGUEROS S.M.